viernes, 21 de marzo de 2008

Dear Father



Ya pasó el día del padre. Yo al mío, como tradición, no le regalé nada... ni tan siquiera le llamé por teléfono. Hace muchos años que no lo hago, ni tan siquiera sé cuándo es su cumpleaños. Sé que el rencor no sirve para nada y más cuándo la familia es de lo poco que hay auténtico (lo demás, falso y artificial). Hoy por hoy lo único que puedo reprocharle es que no entendiera mi forma de vida, aunque yo tampoco me explicaba muy bien, la verdad. Ahora va a muerte conmigo y hasta creo que está un poco orgulloso de lo que hago aunque no lo entienda.
Aunque es un competo desconocido para mí, habrá que regalarle algo al viejo, no?.

Un par de fotos de la serie "deberías haberte ido". Dobles exposiciones fantasmales que dan a la fotografía ese punto pictórico. He vuelto a pintar, necesito aclarar mis dudas (que son muchas).


2 comentarios:

desfibriladores de colores dijo...

fantasma!
Esos cuadros van a molar mucho!
Tu papi va tar orgullosu de tí!

Fernando dijo...

Gracies por la inspiración